Cómo organizar tu escritorio para mejorar tu trabajo

Te ofrecemos algunas claves que te ayudarán a tener tu mesa de trabajo ordenada para encontrar la tranquilidad mental y un espacio adecuado para realizar un buen trabajo y mejorar tu productividad.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Redacción: En la mesa

Tiempo de lectura: 3 minutos

Lo que ponemos En la Mesa habla por nosotros, de nuestra disciplina y manera de trabajar. Para muchos puede ser un detalle menor, pero el orden de nuestro escritorio dice mucho más de nosotros de lo que pueden hacerlo las palabras. Por eso te ofrecemos algunas claves que te ayudarán a tener tu mesa de trabajo ordenada para encontrar la tranquilidad mental y un espacio adecuado para realizar un buen trabajo y mejorar tu productividad.

¿Te ha pasado que tienes un sinnúmero de tareas por realizar en tu entorno laboral, pero tienes el escritorio tan desordenado que lo único que puedes hacer es empezar a organizar? Aunque no lo creas, es muy común que las personas, ante situaciones de ansiedad o estrés laboral, empiecen a organizar su mesa, cortarse las uñas o ir al baño antes de iniciar con sus tareas.

Para ayudarte a mantener tu espacio de trabajo bien organizado y que no solo te den ganas de tenerlo limpio en momentos límite, aquí te daremos algunos consejos que te servirán para mantener la tranquilidad y, sobre todo, para trabajar en un espacio que no te produzca ansiedad ni estrés.

  • Elige el momento adecuado: lo primero que debes tener en cuenta es, precisamente, no empezar a organizar tu espacio de trabajo en momentos límite, porque así tomarás la decisiones sobre cómo empacar el desorden sin saber qué puede ser de utilidad y qué no.
  • Hazlo con calma: empieza por lo que tienes al frente. Revisa las carpetas y objetos que tienes En la Mesa, colócalos en otro espacio y empieza a separar en dos grupos: las cosas que vas a conservar y las que ya no son útiles para nada y se pueden ir a la papelera de reciclaje.
  • Define lo que más necesitas: lo más normal es que En la Mesa de tu oficina haya dos cajones, úsalos de acuerdo a tu orden de prioridades. Separa tus documentos de acuerdo a las prioridades y pon al alcance de tu mano (en el archivador más fácil de utilizar) los que más usas. Lo mismo puedes hacer con los objetos, pues si hay un sello o un lapicero que utilizas todo el tiempo, lo más normal es que lo pongas sobre la mesa o al alcance de tu mano.
  • Objetos grandes primero: si ubicas en primer lugar tus objetos de gran tamaño, a partir de ellos podrás empezar a acomodar  y a archivar documentos o artículos en la famosa forma de triángulo, es decir, unos encima de los otros (lo más pequeño, encima de lo más grande).
  • Un espacio para el desorden: como sabemos que no todo se puede predecir es bueno tener una carpeta o un espacio en el que sabes que estarán los documentos y objetos que en el momento en el que te llegan no pueden clasificar. Esto te permitirá tener en un mismo espacio tus “cuentas pendientes” en términos de orden para cuando tengas un tiempo para arreglar y clasificar.
  • Menos es más: todos los seres humanos tenemos una tendencia natural a acumular, pero en cuestión de orden menos es más y es muy útil empezar por no guardar cosas que no necesitamos. Eso sí: ¡ten cuidado! Se trata de tu espacio de trabajo y allí hay información que puede ser útil para ti o para tu empresa y no puedes cometer el error de perderla. ¡Que el proceso de reciclar sea cuidadoso!
0

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

FULL MEALS

Infórmate por completo con todos los ingredientes.

Nuevos canales para parar, despertar tu mente y alcanzar la siguiente cima.

Suscríbete a nuestra comunidad y recibe un mail mensual con contenido de alto valor.

Gracias por suscribirte a En Alza.
Ocurrió un error por favor intenta de nuevo.

Al suscribirte aceptas la Política y procedimientos para la protección de datos personales.

Si deseas suscribirte a contenido especializado haz clic aquí.