‘Crear un plan’ y otros consejos que te devolverán el equilibrio laboral

En la medida en la que te sumerges y creces en la vida laboral debes enfrentarte al estrés y la preocupación de tener tareas pendientes y no estar al día en las funciones que, se supone, deberías ejecutar día a día.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por: Redacción En la mesa

Tiempo de lectura: 3 minutos

En la medida en la que te sumerges y creces en la vida laboral debes enfrentarte al estrés y la preocupación de tener tareas pendientes y no estar al día en las funciones que, se supone, deberías ejecutar día a día. Esta sensación de “estar en deuda” y de tener muchísimas cosas “por hacer” genera un estado de frustración que puede trascender de lo psicológico a lo físico y es por eso que deberías encontrar rápidamente la manera de solucionarlo. 

Una realidad es que los trabajos modernos exigen acostumbrarse a realizar muchísimas tareas al mismo tiempo (multitasking) y esta manera de operar obliga a priorizar y trabajar bajo presión. Esto crea varios momentos de trabajo: bajo, medio y alto y, según los expertos, la mayoría de trabajadores desestabilizan su día a día, habituandose a trabajar en momentos límite (al final) y dejando los  “bajos” y “medios” para descansar o procrastinar.

La sugerencia aquí es que si se planea realizar un proyecto de un mes, lo ideal es que las tareas se realicen durante este periodo de tiempo (encontrando un equilibrio) y no solo durante los últimos 10 días. A continuación te dejamos En la Mesa una serie de consejos de Elizabeth Grace Saunders, coach en Gestión del tiempo y fundadora de Real Life E Time Coaching & Speaking, para encontrar un equilibrio:

  • Crear un plan : Hay una idea muy común entre los profesionales de decir “yo sin presión no trabajo”. Sin querer, esta es la causante de que en los momentos de baja presión – en los que los tiempos de entrega se ven lejos – las personas pasen el tiempo deambulando en Internet, distraídos y con estándares de ejecución muy bajos. Lo mejor para evitar esta forma de trabajar es crear dos planes: uno a corto y otro a largo plazo. En este sentido, un consejo es que cada mañana elabores un esquema de lo que vas a hacer en el día, y a su vez tengas un plan general del proyecto o de lo que tengas que hacer.
  • Calcular el tiempo y crear microprocesos: Dividir las tareas creando pequeños premios o descansos entre ellas te puede ayudar, pues así tendrás una comprensión general de lo que deseas ejecutar. Es decir, siendo realista puedes proponerte: de 9 a.m. a 11 a.m. realizaré una tarea, luego revisaré y responderé correos hasta las 12 a.m. De ahí tendré un espacio de dos horas para almorzar y luego, de 2 p.m. a 4 p.m. realizaré la segunda tarea y de 4 p.m. a 6 p.m. la tercera.
  • Adelantarse y organizar: Para nadie es un secreto que somos mejores trabajadores si encontramos un equilibrio entre nuestra vida profesional y personal. En los tiempos de poco trabajo, deberías tratar de adelantar las tareas de tu vida cotidiana que sí o sí vas a tener que hacer en algún momento: puedes aprovechar para ir al médico o realizar cualquier actividad que para ti sea prioritaria antes de que lleguen los momentos de más estrés.
  • Tomar un poco de aire: Hay momentos en los que, por el flujo laboral, es imposible que permanezcas fuera de la oficina puesto que puedes afectar los procesos de todo un equipo. Sin embargo, cuando estés bloqueado o no encuentres el equilibrio que necesitas, puedes aprovechar el teletrabajo y salir de la oficina a ejecutar tus tareas en un café o incluso desde la casa, para tomar un nuevo aire y el impulso que necesitas para asumir todos los retos profesionales y tareas de la mejor manera.
0

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

FULL MEALS

Infórmate por completo con todos los ingredientes.

Nuevos canales para parar, despertar tu mente y alcanzar la siguiente cima.

Suscríbete a nuestra comunidad y recibe un mail mensual con contenido de alto valor.

Gracias por suscribirte a En Alza.
Ocurrió un error por favor intenta de nuevo.

Al suscribirte aceptas la Política y procedimientos para la protección de datos personales.

Si deseas suscribirte a contenido especializado haz clic aquí.