Las claves para aprender a recibir críticas

¿Qué pasa cuando recibimos una retroalimentación negativa? En muchos casos, representa una gran desmotivación para nosotros como personas o profesionales.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Redacción: En la mesa

Tiempo de lectura: 4 minutos

Probablemente la mayoría estemos acostumbrados a que se nos reconozca por nuestro trabajo. “¡Lo hiciste muy bien!” o “¡buen trabajo!” son frases que se escuchan más a menudo En la Mesa de toda empresa u organización. ¿Pero qué pasa cuando recibimos una retroalimentación negativa? En muchos casos, representa una gran desmotivación para nosotros como personas o profesionales.

Pero no te preocupes, esto es algo más común de lo que crees. Y por eso muchos expertos se han dedicado a estudiar este fenómeno y proponer soluciones para recibir mejor las críticas negativas.

Este es el caso de Sabina Nawaz, consultora de muchos de los líderes de las empresas Fortune 500 – es decir, las más valiosas del mundo-. Desde su experiencia, Sabina propone las siguientes lecciones para ser inmunes a la crítica y volverlas una oportunidad de mejora:

¿Ahora entiendes la importancia de LinkedIn? La herramienta está ahí y te puedes apalancar en ella para tu crecimiento. ¡Y es muy fácil empezar! Abre un perfil o actualiza el que ya tienes y las oportunidades estarán En la Mesa. Recuerda seguirnos en esa red social para estar al tanto de nuevos tips y consejos para tu crecimiento.

Estar preparado y no congelarse

La crítica es inevitable, especialmente si estamos abiertos a recibir opiniones desde diversas perspectivas. Desafortunadamente, nuestra respuesta a la desaprobación de los demás puede no estar completamente bajo nuestro control. Sentirse “atacado” puede desencadenar una respuesta involuntaria de lucha. En este caso es posible llorar o hacer cosas que probablemente lamentaremos más adelante. Probablemente también pensaremos en la respuesta perfecta, pero solo después del hecho. En lugar de ser tomado por sorpresa, prepare una lista de tres a cinco formas de responder a las críticas en el momento. Tenga estas respuestas a la mano en su teléfono o en una nota adhesiva en caso de que su cerebro quede en blanco. Por ejemplo, puede parafrasear lo que escuchó para asegurarse de que entendió correctamente lo que se dijo y demostrarle a la otra persona que está escuchando. O podrías decir algo como: “Esta es una nueva perspectiva. Aprecio su disposición a compartir un punto de vista diferente. Me gustaría darle esta consideración genuina y responderle “.

Pon las cosas en contexto

Por ejemplo, en una reunión, pequeños gestos del equipo, como aclararse la garganta o centrarse en un teléfono durante su presentación, pueden ser el resultado de una alergia o distracción, no de negatividad hacia tus ideas. En lugar de saltar a conclusiones, pregunta qué está pasando. Puedes decir: “Vi que tienes cara de preocupación, ¿es por lo que estamos hablando? “Si la persona hace una crítica, asegúrate de entender el grado de intensidad, importancia o urgencia de su desaprobación. Podría decir: “En una escala del 1 al 10, ¿qué tan frustrado está por esto?” o “¿qué tan importante es esto para mí?”

Mantén la calma y busca una nueva perspectiva

Si es la primera vez que escuchas un cierto juicio, siente curiosidad por el panorama más amplio. A veces es mejor dejar ciertas opiniones de lado hasta escuchar comentarios similares de otras personas.

Aplica la crítica a tu papel, no a ti mismo

A menudo confundimos nuestro papel con nosotros mismos. Tomamos cosas personalmente que no son personales en absoluto; son una condición del rol en el que estamos. Por ejemplo, el jefe de ventas puede encontrar fallas en el jefe de productos, sin importar quién ocupe esa posición. En lugar de confundirte con tu rol, determina si la crítica es sobre ti o sobre los problemas y tensiones que tu rol evoca naturalmente.

Habla con tus amigos y compañeros

No te aísles. Cuando nos estamos recuperando de las críticas, tendemos a retirarnos de los demás. Pero esto no es lo recomendado. En lugar de aislarte, ¿por qué no cultivas un grupo diverso (de 6 a 12 personas) con las que hables de temas profesionales y te brinden consejos cuando más lo necesites?

No pierdas el foco

Si los comentarios de tus colegas son particularmente dolorosos, podrían afectarte mental o físicamente. ¿Te está costando dormir o comer bien debido a la crítica? Durante estos tiempos, dedica más tiempo a ti mismo. Identifica dos o tres pequeños rituales o prácticas que ayuden a renovar tu energía. Es importante que estas acciones sean bastante simples para que las realices. Algunos ejemplos podrían ser una caminata de tres minutos al aire libre o hablar con un amigo mientras vas a tu casa.
¡Eso es todo! Esperamos haberte dejado En la Mesa consejos útiles para recibir una próxima crítica. Así será más fácil continuar ante la adversidad y seguir creciendo.



0

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

FULL MEALS

Infórmate por completo con todos los ingredientes.

Nuevos canales para parar, despertar tu mente y alcanzar la siguiente cima.

Suscríbete a nuestra comunidad y recibe un mail mensual con contenido de alto valor.

Gracias por suscribirte a En Alza.
Ocurrió un error por favor intenta de nuevo.

Al suscribirte aceptas la Política y procedimientos para la protección de datos personales.

Si deseas suscribirte a contenido especializado haz clic aquí.