El mindfulness te ayudará a ser más creativo

El experto Danny Penman afirma que el mindfulness permite desarrollar las habilidades necesarias para fortalecer tu pensamiento creativo

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por: Redacción En la mesa

Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Cómo mantenerse creativo si todos los días estamos trabajando en el mismo lugar, con las mismas personas y prácticamente con los mismos retos? Es una ironía que muchas organizaciones le pidan a sus empleados que hagan cosas nuevas cuando no tienen tiempo ni espacio para incubar nuevas ideas y proponer soluciones.

Ante las adversidades impuestas por la vida cotidiana, es necesario poner En la Mesa algunas técnicas o herramientas que permitan el surgimiento de ideas o propuestas novedosas. Entre esas se ha destacado el mindfulness, que en pocas palabras se refiere a alcanzar un estado de atención o conciencia plena, y que se materializa con la práctica de la meditación.

En su libro Mindfulness para la creatividad, el experto Danny Penman afirma que el mindfulness permite desarrollar las habilidades necesarias para fortalecer tu pensamiento creativo: razonamiento divergente, la atención y la resiliencia.

¿Mindfulness para qué?

Con el auge de la meditación, muchos investigadores han dedicado su trabajo a analizar las ventajas del mindfulness en ambientes corporativos y contextos profesionales. Entre ellos se encuentran Lingtao Yu, un profesor asistente de la Sauder School of Business de la Universidad de British Columbia, además de Mary Zellmer-Bruhn, profesora de Comportamiento Organizacional en la Carlson School of Management de la Universidad de Minnesota.

Estos académicos se basaron en estudios recientes para afirmar que 7 de cada 10 personas aumentaron su capacidad de generación de ideas creativas con tan solo 10 minutos de ejercicios de mindfulness antes de una sesión de trabajo.

Para ellos, las técnicas de mindfulness fortalecen la creatividad en los equipos de trabajo y los individuos que los conforman, al punto de que compañías como Google ya cuentan con programas internos que incentivan este tipo de prácticas y las integran a su cultura organizacional.

¿Cómo hacerlo?

Emma Schootstra, Dirk Deichmann y Evgenia Dolgova, investigadores de la Erasmus University’s Rotterdam, resumen en 10 pasos la técnica para meditar en espacios cotidianos:

  • Encuentra un lugar en el que no vayas a ser interrumpido
  • Siéntate en una posición agradable y configura el cronómetro
  • Cierra los ojos
  • Pregúntate qué es lo que estás experimentando en ese momento y sé consciente de tus pensamientos, sentimientos y sensaciones
  • Lleva la atención a tu cuerpo y piensa, por ejemplo, en cada zona de tu cuerpo que está en contacto con la silla o el suelo
  • Ahora lleva la atención a tu abdomen y observa tus sensaciones. Concéntrate en su movimiento con cada respiración
  • Sentirás que tu mente, de manera natural, se despeja
  • Cuando te sientas en un estado de calma y plenitud, reconócelo como un momento de conciencia y pon tu atención en la respiración
  • Al final concéntrate de nuevo en tu cuerpo y postura. Cuando estés listo (o cuando el cronómetro te diga que es hora de volver a trabajar), abre tus ojos

Si sientes que últimamente no te llegan nuevas o buenas ideas, deberías incluir la meditación en tu rutina. Así estarás seguro que no te van a faltar En la Mesa algunas soluciones creativas y propuestas divergentes 

0

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

FULL MEALS

Infórmate por completo con todos los ingredientes.

Nuevos canales para parar, despertar tu mente y alcanzar la siguiente cima.

Suscríbete a nuestra comunidad y recibe un mail mensual con contenido de alto valor.

Gracias por suscribirte a En Alza.
Ocurrió un error por favor intenta de nuevo.

Al suscribirte aceptas la Política y procedimientos para la protección de datos personales.

Si deseas suscribirte a contenido especializado haz clic aquí.