¿Qué es el ‘síndrome del impostor’ y cómo manejarlo?

Si es de los que todo el tiempo está pensando si se merece el puesto que tiene en el trabajo, probablemente esté experimentando el 'síndrome del impostor'. Lea estos consejos para evitarlo.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por: Redacción En la mesa

Tiempo de lectura: 4  minutos

Has estudiado, tienes experiencia laboral, ejecutas las tareas que se te encomiendan a la perfección, pero cuando tienes que mostrar los resultados de tu trabajo o postularte para una nueva vacante piensas que no eres tan bueno como tus líderes, compañeros y amigos creen. Esta sensación es más común de lo que crees y es conocida como el síndrome del impostor. ¿Cómo enfrentar esta sensación que te aleja de llegar a lo más alto?

Según múltiples estudios se afirma que al menos 7 de cada 10 personas han sufrido el síndrome del impostor en algún momento. Este consiste en una sensación de nunca estar a la altura de las circunstancias independientemente de qué tan bien sea el desempeño de las personas y cuántos logros tenga dentro de su curriculum vitae.

Según Aida Baida GIl, autora del libro “Cómo superar el síndrome del impostor”, hay dos tipos de circunstancias: una que desaparece a medida que se coge experiencia y va pasando el tiempo y otra que no desaparece independientemente de los logros y la confianza que se va adquiriendo.

El origen del síndrome tiene cuatro causas muy comunes: dinámicas familiares donde hay todo tipo de presiones para conseguir el éxito; estereotipos en los que se imponen roles que todos nos sentimos culturalmente obligados a cumplir; diferencias salariales que parecen marcar nuestras habilidades para realizar tareas y, por último, percepciones particulares de lo que es el éxito, el fracaso y la competencia que terminan en exigencias desbalanceadas para muchas personas.

Las consecuencias del síndrome están asociadas a estrés, miedo, ansiedad y, sobre todo, al temor a correr riesgos o intentar ascensos dentro de las empresas porque hay una sensación constante de imposibilidad para asumir trabajos y responsabilidades. Por esto es importante tratar de cambiar el panorama y entender que los logros son el resultado de un trabajo que generalmente se ha realizado a largo plazo.

Para dejar de pensar que tus éxitos son “pura suerte”, o dejar de sentirte como un fraude cuando en realidad has realizado tu trabajo de la manera correcta, podrías seguir las siguientes recomendaciones:

  • Reflexionar sobre todos tus pensamientos podría ayudarte a reconocer actitudes y emociones. Así podrás identificar por qué surgieron y cómo podrían solucionarse en caso de que te estén afectando.
  • Aceptar que es normal no conocer todo o no hacerlo todo en tiempo récord, pues así tu mente tendrá un proceso de aprendizaje que le ayudará a entender que los trabajos se realizan a su debido tiempo y que todos tienen niveles de ejecución y aprendizaje muy distintos.
  • Hablar con otros de lo que sientes y piensas puede ayudarte a bajar cargas auto-impuestas. Además esto te ayudará a comprobar desde una visión externa la calidad de tu trabajo. 
  • Entender que todo es momentáneo y que todos tienen buenos y malos momentos en términos laborales. Que hoy las cosas no salgan no significa que siempre haya sido así y es necesario no enfocarse en lo negativo y tener herramientas para enfrentar la adversidad de la manera correcta.
  • Si las cosas salen mal, puede aprenderse de ellas. Nadie crece sin antes haber fracasado y aprendido de sus fracasos. 
  • Ser autocompasivo puede ayudarte a creer en tus habilidades. No solo debes castigarte por los errores sino también celebrar los logros y reconocerlos como parte de tu vida. 
  • Entender que, como ser social, necesitas de los otros. Por eso no debes dudar en buscar ayuda cuando sea necesario y así encontrarás un toque de realidad que te ayude a confrontarte de la manera adecuada. 
  • Enfocarse en el resultado final es vital. A veces piensas en los peldaños que debes escalar al principio y vas acumulando frustraciones e invisibilizando la recompensa que llegará al final de un trabajo. Por eso es importante ir paso a paso, resolviendo problema por problema sin dejarte frustrar.

Teniendo en cuenta estos consejos seguramente te sentirás más seguro contigo mismo y podrás recibir lo que venga en términos personales y profesionales de una mejor manera.

0

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

FULL MEALS

Infórmate por completo con todos los ingredientes.

Nuevos canales para parar, despertar tu mente y alcanzar la siguiente cima.

Suscríbete a nuestra comunidad y recibe un mail mensual con contenido de alto valor.

Gracias por suscribirte a En la Mesa.
Ocurrió un error por favor intenta de nuevo.

Al suscribirte aceptas la Política y procedimientos para la protección de datos personales.

Si deseas suscribirte a contenido especializado haz clic aquí.