Tres consejos para mejorar la productividad en el trabajo

Músicos, artistas, publicistas y escritores suelen tener un diario o libreta para escribir todas las ideas que se les ocurren.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Siempre se ha dicho que para ser más creativo hace falta practicar. Algunos leen para encontrar inspiración, otros escuchan música y ven películas y otros más deciden tomar una libreta para convertirla en su gran aliado creativo.

Músicos, artistas, publicistas y escritores suelen tener un diario o libreta para escribir todas las ideas que se les ocurren. Pero, esta herramienta no solo le sirve a quienes se pasan los días en el mundo de la creatividad y, no en vano, muchos empresarios mantienen en su escritorio una de estas.

Pero, ¿por qué escribir en una libreta lo que se puede teclear en un computador? 

En el mundo actual, el tiempo se ha convertido en un activo que se debe cuidar. Cada vez estamos más conectados y saturados de información y, por eso, parece más fácil escribir una nota en el celular o asignar un recordatorio para una cita que tomar papel y lápiz para escribir algo.

Sin embargo, una investigación de Psychological science se dio a la tarea de experimentar las diferencias entre el papel y el computador y encontró que, por ejemplo, cuando un grupo de estudiantes toma nota en una conferencia, los que escriben a mano retienen más información.

Igual funciona en diferentes entornos: imagine que está en una capacitación de su empresa o en una reunión importante. Puede parecerle que toma notas más rápido en el computador, pero ¿cuánta información va a recordar? ¿qué tan fácil le será organizar las ideas luego? Hágase esas preguntas mientras toma el bolígrafo para empezar a escribir a mano.

No hay que ser un experto en escritura

Puede que la palabra “diario” le evoque páginas y páginas de texto y no necesariamente debe ser un experto en escritura para poder sacarle provecho a este objeto.

Si lo suyo es escribir, pues su diario estará cargado de textos. Sin embargo, si para usted es más fácil hacer cuadros, mapas, utilizar símbolos o diagramar, puede utilizar su diario para dejar ahí sus mejores creaciones.

En los diarios solo existe una regla: que sean útiles para usted. No hace falta que lo entienda alguien más o que lleve un orden específico. Intente organizar sus ideas como más fácil pueda entenderlas y recordarlas.

Visualice sus ideas y manténgalas en orden

Las libretas también son de gran utilidad al momento de aclarar prioridades y organizar sus objetivos. Por eso, cuando no tenga claro por dónde debe empezar un proyecto, tome su libreta e intente jerarquizar sus objetivos. Una vez los tenga definidos, escoja los tres más importantes e intente escribir, al menos, un párrafo sobre lo que debe lograr para cumplir esa meta.

Para poner este consejo en marcha, puede empezar por dedicar los primeros 30 minutos del lunes para definir sus objetivos de la semana y detallarlos un poco. Cuando se convierta en un hábito, será más fácil llegar a los viernes con todas las tareas terminadas.

Así mismo, puede terminar todos sus días haciendo una revisión de sus avances. ¿Qué tareas le quedan pendientes por terminar? ¿Por dónde debe empezar al día siguiente?

Así, no solo aumentará su productividad en la jornada laboral, también evitará llevarse el estrés y podrá dejar de pensar en su trabajo cuando cruce las puertas de la oficina.

0

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

FULL MEALS

Infórmate por completo con todos los ingredientes.

Nuevos canales para parar, despertar tu mente y alcanzar la siguiente cima.

Suscríbete a nuestra comunidad y recibe un mail mensual con contenido de alto valor.

Gracias por suscribirte a En la Mesa.
Ocurrió un error por favor intenta de nuevo.

Al suscribirte aceptas la Política y procedimientos para la protección de datos personales.

Si deseas suscribirte a contenido especializado haz clic aquí.